Trabajo y Salud Mental: Prácticas de Autocuidado

El trabajo es una actividad primordial en la vida de las personas, el cual además de permitirnos subsistir, se posiciona como una arista fundamental para que un individuo se pueda desarrollar integralmente.


El 28 de abril es el “Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo” y por lo mismo es un buen momento para darnos el espacio de dialogar sobre el significado de la salud en el trabajo y, más específicamente, que significa salud mental en lo laboral.


La OMS define salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. En base a esto se refuerza la idea de que la salud mental es uno de los pilares fundamentales a la hora de hablar de buena salud.


En los últimos años la cantidad de organizaciones que han implementado políticas internas de cuidado de sus trabajadores es cada vez mayor, intentando que estos estos se sientan a gusto y validados dentro de su ambiente laboral. Pero además de esto es fundamental, sobre todo pensando en los tiempos de pandemia que estamos viviendo, el poder generar instancias de autocuidado de manera de que cada uno sea consciente y se comprometa con su propia salud mental, sin esperar que un ente externo sea el único responsable.


Se conversó con la psicóloga Bernardita Errázuriz, psicóloga laboral y especialista de capacitación en Bupa, quien nos habló sobre conceptos y técnicas de autocuidado para la salud mental que son practicables por todos.


¿Qué consideras esencial a la hora de cuidar nuestra salud mental? Desde el año pasado todos nos hemos visto enfrentados, sin excepción, a un proceso de cambio y todo cambio en la vida requiere poner a prueba nuestra capacidad de adaptación y entendimiento. Cuando los cambios son abruptos e inesperados como los que hemos vivido el último tiempo, es importante que podamos escucharnos y contenernos, tener la capacidad de regalarnos momentos de autocuidado para reducir la ansiedad y buscar calma frente a los nuevos desafíos que van apareciendo con esta “nueva realidad” y la incertidumbre que esta conlleva, es fundamental para estar bien.


Hablamos sobre lo difícil que ha sido poder compatibilizar el trabajar en casa, llevar a cabo los quehaceres del hogar, cuidar a los hijos si es que los hay, y lo distinto que ha sido todo en relación con lo que acostumbrábamos. Bernardita nos cuenta desde su experiencia que se ha visto un desgaste significativo en los trabajadores en general y desde ahí es que ha ido creando y gestionando prácticas que los puedan ayudar a alivianar el estrés y ansiedad.


¿Nos podrías contar un poco acerca de estas prácticas?


Lo que he estado investigando es que incorporar técnicas de mindfulness en nuestra rutina diaria nos ayuda a incrementar la habilidad de atención plena y reconocer nuestras emociones, potenciando nuestra claridad mental y aprendiendo a vivir de forma más consciente y presente.


¿Qué es el Mindfulness? Cómo dije antes es una práctica que se traduce como atención plena y es la capacidad que tenemos como humanos de estar en el presente, en el aquí y ahora. Además, es la práctica contemplativa y meditativa con más respaldo científico y gracias a la neurociencia podemos medir sus efectos y beneficios en el cerebro humano. La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro para formar nuevas conexiones nerviosas, esta plasticidad nos muestra que todo aquello que pensamos, hacemos y observamos modifica la estructura y función de nuestro cerebro. Hallazgos científicos nos indican que podemos modificar intencionalmente el cerebro mediante el entrenamiento.


¿Quién puede practicar mindfulness? Todos podemos entrenar mindfulness, sin importar la edad, nivel educacional o condición física. Y digo entrenar porque es un ejercicio mental, que requiere práctica y perseverancia. Lo bueno es que solo depende de ser constantes.


Bernardita nos cuenta además que existen muchas más prácticas de autocuidado que considera beneficiosas y que pueden traernos calma y bajar nuestra ansiedad. “Creo importante poder tener espacios de sociabilización, aunque sean online, poder hablar con otras personas y compartir nuestros días es una gran ayuda para desconectar del trabajo y así prevenir o bajar los niveles de ansiedad. Además, es importante cuidar el sueño, lo ideal (si hay espacio) es trabajar en un lugar diferente al lugar en que se descansa para poder hacer una separación entre ambos. Otro elemento a tener en consideración es que haya un tiempo de separación entre el término de la jornada laboral y el irse a dormir, separar una actividad de la otra nos ayudará a lograr un
descanso adecuado. El cuidar la alimentación también es fundamental, comer sano y balanceado es sencillo y beneficioso, además de una ayuda considerable si lo que se quiere es disfrutar de un mayor bienestar y calidad de vida. Por último, aprovechar la franja deportiva de las mañanas para
hacer el deporte que a uno le guste o simplemente salir a dar un paseo también es una práctica conveniente de autocuidado”.

Psicóloga Adolescente y Adulto Joven Mag
Ps  Magdalena Massa

Psicóloga Clínica con mención infanto-juvenil de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Postítulo en Psicología Clínica de la Adolescencia , Universidad de Chile.

Magíster en Clínica Psicoanalítica de la Adolescencia, Universitat de Barcelona.

 

Psicóloga clínica especialista en Adolescencia. Trabajo enfocado en el acompañamiento de padres e  hijos mientras estos transitan por la adolescencia, ayudándolos con las dificultades y desafíos de esta etapa con el objetivo de ir logrando un buen proceso identitario que es lo fundamental de este período. 

Experiencia en ansiedad, depresión y otros trastornos psiquiátricos. Énfasis en lo interpersonal, crisis normativas del desarrollo y situaciones vitales que generan inseguridad, temores, etc. 

Terapia entendida como un espacio personal, privado e íntimo, donde el paciente puede ir conociéndose a sí mismo en profundidad y, con ayuda del terapeuta, encontrar alivio y construir una mejor calidad de vida.

(Atención pacientes entre 12 y 25 años)

Psicologa, psicologo en Santiago, centro psicologico